domingo 11 de abril de 2021 - Edición Nº858

ONG/OSC | 21 nov 2020

HEPATITIS C

#TresPreguntasA Rubén Amilcar Cantelmi, presidente de Buena Vida

Estuvimos charlando con el presidente de la organización Buena Vida, Rubén Amilcar Cantelmi sobre la hepatitis C, de su tratamiento y sobre los 2000 medicamentos de última generación adquiridos por el Ministerio de Salud para el tratamiento de esta enfermedad. Escribe: Caterina Zamora.


 

La asociación sin fines de lucro Buena Vida tiene como objetivo principal el diagnóstico, tratamiento y erradicación de las hepatitis virales, y concientizar sobre todas las enfermedades del hígado. Desde Hora Social estuvimos charlando el presidente de la organización, Rubén Amilcar Cantelmi

-¿Cuál es el proceso que debe seguir una persona con hepatitis C?

-El paciente tiene que ir a un hospital y el médico (ya sea hepatólogo, que es lo ideal, pero también puede ser a un gastroenterólogo o infectólogo) le hace una serie de análisis. Una vez que tenga los resultados, va a dar la orden del tratamiento más adecuado para ese paciente y eso después se pide al Ministerio. En poco tiempo entregan los medicamentos al hospital o médico que lo pidió, el paciente lo retira y va a recibir las instrucciones para consumirlos. Los medicamentos son gratuitos para los pacientes que no tienen cobertura, los otorga el Estado. En el caso de que tenga un prestador privado, es el mismo proceso, pero con su prestador ¿cuál es la diferencia? Que el Estado es seguro que se lo va a dar, los prestadores privados no, hay problemas con ese tema. Llegado el caso de que no se lo den, se debe hacer un reclamo judicial, y para eso generalmente los acompañamos nosotros desde nuestra asociación.

La gran noticia en relación a estos 2000 tratamientos gratuitos que ofrece el Ministerio de Salud es que anteriormente no habían. Hoy en día habrán menos de 600 pacientes esperando para recibirlos. Lo que estamos buscando nosotros es que aparezcan los pacientes porque hasta se corre el riesgo de que la medicación caduque.

-¿Cuáles son las características de la hepatitis C?

-Es una enfermedad que no presenta síntomas, salvo cuando la enfermedad está avanzada, en estadio de cirrosis, el paciente en ese momento empieza a tener síntomas. Por eso siempre decimos que lo importante de esta enfermedad es una detección temprana para que el paciente entre en tratamiento de 8 o 12 semanas, se cure, su hígado quede en perfecto estado y lleve una vida totalmente normal. Si se cura al paciente en un estadio cirrótico, si bien disminuye el riesgo, no quita la posibilidad de que tenga un cáncer de hígado, necesite un trasplante, o peor, se muera. Por eso es fundamental dejar en claro la detección temprana.

-¿Cuáles son los estudios para detectar esta enfermedad?

-El estudio se puede hacer con test rápido o dirigiéndose a su médico y pidiéndole una serología de hepatitis C. Si le da positivo se tiene que confirmar con una carga viral, una PCR, porque hay un 20% de pacientes que resuelve la enfermedad sola, se cura; entonces por esto va a tener anticuerpos positivos, pero no va a tener el virus en la sangre; cuando se haga la carga viral, le va a decir no detectable, que no hay virus en sangre . En el 80% de pacientes esto se hace crónico. Es una enfermedad que se transmite sangre con sangre, no es de transmisión sexual.

Cuando el paciente ya confirma que tiene la enfermedad, seguramente se le hagan algunos estudios para ver qué daño hepático tuvo y se empieza con el tratamiento. Si es un paciente que no tuvo daño hepático en 8 o 12 semanas se cura, queda perfecto. Si tuvo algún daño hepático debe seguir controlándose de por vida,

Lo que recomiendo es que, cuando se realicen un chequeo general, le digan al médico que les haga un estudio de hepatitis C. Hay muchos médicos clínicos que desconocen de esta enfermedad y lo primero que les puede decir es que no, que no se preocupen porque el hepatograma está normal, pero deben insistir en hacerse el test ¿por qué? porque esta enfermedad es tan complicada que muchas veces está presente y no altera el hepatograma, por eso la única manera de saber que una persona no tenga hepatitis C es realizándose una serología, un test de hepatitis C específico.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias